Para muchas personas, el boxeo es una forma de vida, y realizan sacrificios extremos con el afán de convertirse en boxeadores profesionales. Ya sea que ya estés haciendo esto o quieras comenzar a seguir tus sueños de boxeo, no hay un mejor momento que el presente para comenzar a dar los pasos que necesitas para convertirte en boxeador profesional.

Necesitas un gimnasio que esté dedicado al boxeo

Boxeo Profesional requiere un entrenamiento regular y completo, con el cuidado necesario para la protección de la salud de los participantes por encima de cualquier otro objetivo o consideración.
Es obligatorio tener la licencia deportiva en vigor.

Familiarízate con los conceptos básicos.debes saber un poco de lo que tus pares en el club están hablando. Estos son algunos para comenzar:

Jab.
Este es el golpe más usado en el boxeo. Es un simple golpe que se lanza a la barbilla de tu oponente con tu mano principal (la mano del pie que se encuentra adelante).
Cruzado.
Este golpe se lanza con la mano dominante. Es un golpe de potencia. Involucra una ligera rotación del torso, simulando un movimiento horizontal que cruza el plano en el que te encuentras.
Gancho ascendente.
Este golpe termina en la barbilla o plexo solar de tu oponente. Se lanza de cerca y puede ser lo que te asegure la pelea.
Gancho.
Este es un golpe corto lateral que se da con el codo hacia afuera y hacia un lado de forma que tus brazos formen un gancho.
Zurdo.
Este es ya sea para los boxeadores naturales o los convertidos. Para un boxeador "regular", los zurdos hacen todo al revés. Debido a sus diferencias en postura, prácticamente pelean uno encima del otro.
Boxeadores exteriores e interiores.
A un boxeador exterior le gusta mantener su distancia, dando un paso adelante para dar el jab. Un boxeador interior se mantiene cerca, prefiriendo movimientos como el gancho ascendente.
Tu entrenador te mostrará los movimientos básicos del boxeo, como los jabs, los ganchos ascendentes y los ganchos y, en lugar de simplemente conocer la terminología, te volverás bueno en ellos. También te dará pistas para el juego de pies, el posicionamiento y los movimientos defensivos.

Comienza un régimen de entrenamiento físico. La cantidad de formas en las que un boxeador puede mejorar su cuerpo es interminable. Un buen programa incluirá golpes pesados y rápidos a un saco de boxeo, entrenamientos en un circuito y saltar la cuerda. Debes estar entrenando fuera del ring varias veces a la semana como mínimo.
Debes realizar ejercicios cardiovasculares y entrenamiento con pesas, además de repasar habilidades secundarias como el baile, el yoga, el entrenamiento a intervalos y los ejercicios de la parte central del cuerpo. Con esto en cuenta, dispón alrededor de un día a la semana en el que relajes un poco tu entrenamiento. No querrás agotar a tu cuerpo sin siquiera haber peleado.